Peter Dinklage nació en Morristown, Nueva Jersey un 11 de junio de 1969, nació con acondroplasia, la causa más habitual de enanismo, lo cual no fue impedimento para graduarse a los 22 años en el Bennington College, una de las Universidades más prestigiosas en Arte Dramático.

Dinklage ha confesado en diferentes medios que no fue una época fácil, durante ese tiempo fue foco de burlas estudiantiles, ante lo cual cultivó una personalidad defensiva, que lo llevó a integrar una banda de punk, donde era visible su carácter más rudo y enfadado. “Cuando era joven, definitivamente, eso me afectaba. Como adolescente, me amargaba y enfadaba. Pero al envejecer, te das cuenta que solo debes tener sentido del humor. Sabes que no es tu problema, es de ellos”.

Una vez egresado de arte dramático se mudó a New York en 1991 en busca de una carrera como actor, donde acudió a cuanto casting pudo, sin mucho éxito, ya que la mayoría de las veces le ofrecían papeles de duendes. “Estaba demasiado encasillado. No tenían la imaginación suficiente para enviarme a audiciones para papeles que no estuvieran escritos para enanos” comenta Dinklage.

Por mucho tiempo fue rechazado en casi todos los papeles a los que se presentaba, no tenía dinero suficiente y compartía piso con un amigo en Brooklyn, un sitio infectado en ratas. Así que decidió hacerles frente con un gato, que se convirtió en su gran amigo por diez años.

Sin embargo,  Dinklage no solo culpa al sistema, también reconoce que “era bastante arrogante en mi juventud, porque rechacé papeles en los que no quería hacer de enano. Dije sistemáticamente no si me proponían hacer de elfo de Papá Noel. Un enano con barba y unos zapatos puntiagudos era muy poco para mí”. Con los años, eso cambió: “Cuando cumplí los cuarenta, todo me pareció más simple. Comprendí que tenía que hacer concesiones para pagar mis facturas”.

Su debut en el cine fue con ‘Vivir rodando’ (1995), luego en 2003 trabajó en ‘Elf’ y cinco años después participó en ‘Las crónicas de Narnia’. No empezó a tener ingresos hasta cumplidos los 30 años. Pero todo cambió cuando trabajó en el teatro con el director Tom McCarthy, quien se dio cuenta de su potencial y le ofreció uno de los papeles principales en su película ‘Vías cruzadas’. La película tuvo éxito en el circuito independiente y ganó un premio en el Festival Sundance, lo que potenció las carreras profesionales del actor como del director.

A pesar de tener una trayectoria en teatro y en cine, no fue hasta el año 2011 cuando fue elegido como Tyrion Lannister que su carrera despegó y le dio el reconocimiento mundial, ganado ese mismo año el Emmy como mejor actor de reparto y un año más tarde un Globo de Oro por el mismo papel.

El reconocimiento por parte de la prensa fue absoluto “Si Dinklage no gana un Emmy por su inteligente y descortés Tyrion Lannister, me quedaré patitieso”, publicó el Entertainment Weekly, mientras que los Los Angeles Times afirmaba “Si este hombre no gana un Emmy, deben rodar cabezas”.

En la actualidad el actor está casado hace una década con la directora teatral Erica Schmidt y tiene una hija de 3 años. Sin duda Dinklage ha logrado consolidar una reconocida carrera como actor, convirtiéndose en uno de los mejores pagados de la televisión. Hace algún tiempo XL Semanal le preguntó por la disciplina y el talento respondiendo: “Ambas son fundamentales, supongo que está en el ADN. Mi hermano la tiene. Los grandes músicos la tienen. Los escritores de raza la tienen. Todos tenemos algún talento. Pero el talento no basta. Porque necesitas esa fuerza interior para sostener el impulso cada día”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
"; t.type = "text/javascript"; t.async = true;e.getElementsByTagName("head")[0].appendChild(t)})(document)